Joven mormón es llamado a servir una misión a Portugal

Joven mormón es llamado a servir una misión a Portugal

Fernando es el primer salvadoreño llamado a servir como misionero de la Iglesia a Portugal

Noticia
 

Fernando es un joven miembro de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Atiquizaya que ha sido llamado a una misión de proselitismo en Portugal, su fe y dedicación a Jesucristo han sido bases para saber que ha sido llamado a una gran obra.

Cuando Oscar Fernando Fajardo Báchez de 18 años, habla sobre sus motivaciones para asistir a la misión sus ojos brillan, menciona con emoción que desde pequeño tuvo deseos de asistir a la misión y cuando escuchó la noticia sobre el cambio de edad supo que el voto de confianza que había en la juventud de estos tiempos para servir una misión era un llamado para no esperar más y prepararse para partir.

Durante muchos años, cada noche su estudio de las escrituras ha sido constante y su deseo por aprender más, lo ha llevado a estudiar diversos libros de la Iglesia. Asistir a Instituto y Seminario ha sido de gran ayuda para recibir toda la preparación posible.

Al preguntarle sobre su misión Fernando comenta: “todo el mundo tiene el derecho de saber porque estamos aquí, de dónde venimos y hacia dónde vamos y tal vez conozca a personas que aún no sea su tiempo para bautizarse pero sé que es mi oportunidad de compartir este bello mensaje con estas personas, esa es mi misión personal”.

Cuando supo que su misión sería en Porto, Portugal se enfocó en aprender todo lo posible de ese país y su cultura. Fernando comparte que su aporte más grande en la misión a la que fue llamado sería definitivamente como misionero compartir el evangelio de Jesucristo con cada persona que sea posible.

“Siento que ahora que voy a ser un misionero mi vida va a cambiar en muchas cosas, pero estoy seguro que en muchas otras no. Me siento preparado para servir una misión” comentaba Fernando mientras hablaba sobre sus sentimientos y sus planes antes de partir a la misión.

La unión familiar y el apoyo de los amigos es un elemento muy importante en la toma de decisiones que van a marcar tan significativamente la vida de Fernando.

“La preparación espiritual nunca está completa pero hacer todo lo posible es lo que deberíamos hacer cada día… por el hecho que se llama a jóvenes de alguna manera comunes a llevar un  mensaje fuera de serie, creo que el deseo de servir es lo que nos prepara para hacer un buen trabajo”.

Ser el primer joven que ha sido llamado a la misión a Portugal ha llenado la vida de Fernando y su familia de una fe fuerte y con impulso de trabajar más al servicio de Jesucristo y su prójimo. “No tengo nada extraordinario que ofrecer pero sé que mi fe en El Señor es mucho” dice Fernando.

El mayor sentimiento que acompaña la familia de Fernando es la emoción y la alegría de tener otro misionero compartiendo las buenas nuevas.

A los jóvenes que están en la edad de partir a la misión y que aún no han tomado la decisión de hacerlo Fernando les dice: “empiecen a orar desde ya porque el sentimiento y el deseo llegará de acuerdo a la fe que tengan. No vayan a la misión solo por ir o porque alguien les dijo, háganlo porque aman a Jesucristo y ven lo bonito que tiene y quieren compartirlo con los demás”.

“No duden de nuestro Padre Celestial y de Jesucristo, por muy pequeñas que sean las pruebas y crean que no necesitan Su ayuda o ya sea que crean que jamás podrán superar el dolor, tengan fe y no duden que no se nos da nada que sea más fuerte que nosotros” fueron las palabras de Fernando.

Ana Berta de Fajardo y Rolando Fajardo, padres de Fernando, también tienen otro hijo Francisco quien está sirviendo su misión en Canadá; ellos comentan el orgullo que sienten de tener a dos de sus hijos en misiones tan especiales. “El Señor me peso en oro a mis hijos y el hecho que sirvan misiones en esos países significa que la dedicación que hemos tenido como familia en la Iglesia ha dado grandes bendiciones” comenta Ana de Fajardo.

Rolando Fajardo es un líder local asignado en Atiquizaya y asegura que nada ha sido más especial que percibir la mano de Jesucristo en sus vidas y en la vida de los miembros de la Iglesia.

Fernando y su familia aseguran con voz fuerte y una fe latente que el Señor llama a Sus hijos a servir, donde Él los necesita.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.