Líder mundial de la Iglesia habla a los matrimonios de Centroamérica

“Los matrimonios y las familias que logran tener éxito se establecen y se mantienen sobre los principios de la fe, de la oración, del arrepentimiento, del perdón, del respeto, del amor, de la compasión, del trabajo y de las actividades recreativas edificantes. “La Familia, una Proclamación para el Mundo.

Nota de prensa

El pasado domingo 4 de noviembre, el élder Ulisses Soares, del Cuórum de los Doce Apóstoles de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (el segundo cuerpo presidente en el gobierno de la Iglesia) efectuó un devocional especial para los matrimonios. El devocional se llevo a cabo en un centro de reuniones de la Iglesia en la ciudad de Guatemala y fue transmitido vía satélite e Internet a los centros de reuniones de los países centroamericanos.

 

Durante el devocional se realizó un foro en el cual participaron como panelistas el élder Ulisses Soares y su esposa Rosana; el élder Juan A. Uceda, Presidente del Área y su esposa María Isabel, el élder Valeri Cordón, primer consejero de la Presidencia de Área y su esposa Glenda, y el élder Roberto Gonzales, Setenta del Área y su esposa Carolina.

En el foro se trataron temas que brindaron a los matrimonios herramientas para fortalecer su relación como pareja y ayudarse como familias. Se conversaron temas como: la importancia del tiempo y como llevar un balance entre el hogar, el trabajo, estudio y otras actividades; cómo desarrollar una cultura de bondad, perdón, amor en las familias; cómo mejorar la comunicación, cómo enfrentar los desafíos en los matrimonios y otros temas que ayudarán a los matrimonios a fortalecerse y disfrutar de sus familias.

Al terminar el foro el élder Ulisses Soares terminó con un mensaje inspirador para los matrimonios, en el cual los invitó a estudiar “La Familia, Una Proclamación para el Mundo”,  documento en el cual los miembros de la Iglesia basan sus enseñanzas sobre la familia. También los invitó a seguir las enseñanzas de Jesucristo, a desarrollar un amor abnegado entre marido y mujer, entre padres e hijos, a orar como familias, a leer las escrituras, a tratarse con bondad entre los miembros de la familia y llevar a cabo constantemente las noches de hogar.

Varios miembros expresaron agradecimiento por las enseñanzas recibidas en ese devocional, entre ellos el matrimonio Pérez García de Quetzaltenango, el hermano César Pérez comentó:”El élder Soares nos animó para esforzarnos como pareja en cuidarnos y amarnos el uno al otro, vemos que los detalles que nosotros pensamos que son muy sencillos, son los que hacen la diferencia en un matrimonio fuerte y exitoso, que a la vez llevan a una familia fuerte, el estar con mi esposa, tomarla de la mano y caminar por la cuadra, hará la diferencia, continuar con las tradiciones familiares, que nuestros hijos escuchen la voz del Señor, hará posible que al reconocerla  tomen las decisiones correctas y sepan distinguir entre la verdad y el error, ahora tengo más tareas en casa, tendré que ayudar a mi esposa en los oficios, lo cual ya hacia pero esto me anima a entender que estoy en el camino correcto, estoy agradecido por escuchar el consejo de nuestros líderes y de saber que podemos alcanzar un equilibrio, establecer las prioridades y vivir cada momento con intensidad, de cuidar de mi esposa y mis hijas, bendecirlas y trabajar por ellas”.

Los líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días constantemente brindan mensajes a las familias para que puedan fortalecerse. El élder L. Tom Perry dijo "En un mundo de agitación e incertidumbre, es más importante que nunca hacer de la familia el centro de nuestras vidas y darle prioridad absoluta. La familia constituye el centro mismo del plan de nuestro Padre Celestial". [1]


[1] La importancia de la familia, Conferencia general, abril 2003.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.