Nota de prensa

Terremoto en Ecuador genera acción humanitaria

Decenas de voluntarios Manos Mormonas que Ayudan se suman

La noche del sábado 16 de abril del 2016, se registró un fuerte sismo en el territorio ecuatoriano que tuvo una duración de aproximadamente 60 segundos.  Se ha reportado la cifra de 503 fallecidos, entre ellos 11 miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cerca de 1800 desaparecidos y más de 2000 heridos al momento. 

El Instituto Geofísico de Ecuador señaló que se trató de un movimiento telúrico de sesenta segundos aproximadamente, con una intensidad de 7.8 grados, con epicentro en la costa ecuatoriana, entre las localidades de Cojimíes y Pedernales, en la zona norte de la provincia de Manabí, donde están las comunidades más afectadas.

Guayaquil es también una ciudad que reporta daños después del temblor: daños en paredes de algunos edificios, daños en puentes peatonales, etc. Sin embargo, no hay un reporte de personas heridas, en esa ciudad hasta el momento.

El vicepresidente del país Jorge Glas reveló que se han habilitado 300 millones de dólares de fondos de contingencia y se están enviando contingentes de bomberos y de las fuerzas armadas a la Provincia de Manabí.

El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador precisó que se trata del terremoto más fuerte en el país desde 1979; y que al sismo inicial le han seguido más de 150 réplicas,

Otros medios ecuatorianos señalan que también hay cortes de energía eléctrica en Quito y cierres de carreteras interprovinciales.

Desde el Vaticano, el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, informó que el vicepresidente, Jorge Glas, esta coordinando las acciones de contingencia "a nivel nacional". Horas después de la tragedia, el presidente Correa había retornado al país.

En Ecuador se ha declarado el Estado de Emergencia en 6 provincias del país.

Situación de la membresía de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, luego del sismo

Las autoridades de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, han informado que hasta el momento se han reportado un total de once fallecidos. en la estaca Manta (similar a una diócesis católica). y en la estaca Portoviejo.

Centros de Reuniones

También se ha informado que, en total, casi una decena de centros de reuniones (capillas) tienen daños de alguna gravedad aún por confirmar.

Las autoridades eclesiásticas con sede en Lima, Perú, junto a todo el personal administrativo local e internacional han priorizado sus esfuerzos para atender a las familias de los miembros y no miembros de La Iglesia a fin de socorrerlos en este momento.

El Departamento de Bienestar y de Ayuda Humanitaria está coordinando con las autoridades de defensa civil para hacer llegar ayuda necesaria a los damnificados. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una de las organizaciones mundiales con más experiencia en acciones inmediatas de ayuda humanitaria.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.